viernes, 16 de agosto de 2019

Piezas de Excavación. ¿Vale la pena?

En una anterior entrada hemos visto la restauración de piezas. Y en este caso, vamos a ver algunas piezas de excavación, con un valor más grande pero que no se han tocado.

Tal y como comenté, a muchos compañeros no les gusta estas piezas, pero económicamente no puedo permitirme comprar barras de combate originales y en perfecto estado. ¿La solución? Piezas con daños, pero enteras y sobre todo, originales. Os las muestro y opináis si vale la pena un mayor esfuerzo económico o con estas puede valer






Os muestro mi medalla de combate cerrado en bronce. Tal y como podéis observar, tiene algunos daños, sobre todo en la parte derecha y un también tiene dañado un poco el palo de la stielhandgranate, pero por lo demás, el detalle es bueno y tiene la pátina perfecta.


La parte posterior, está algo más dañada, pero es posible abrir y cerrar la aguja. La plaquita sí que tuvo un poco más de oxidación, que limpié para evitar que se extendiera, pero nada agresivo.





El precio de esta placa está entre los 250 a 350€ en perfecto estado, pero en este es posible conseguirlas en unos 100 a 125€

Todavía más difícil es conseguir por menos de 160€ una placa de combate cerrado en plata, como es el caso





Al igual que en la otra, tiene pequeños daños, pero conserva la inmensa mayoría de ellos





Se nota la corrosión, pero claramente se ve que la parte posterior está algo mejor que la de bronce. También conserva la aguja y se puede abrir sin problema





Después, otras piezas interesantes y complicado de encontrar en perfecto estado son las placas de los salacot del Afrika Korps


Lo único que se hizo fue limpiarla de tierra pero tiene la ventaja de que conserva los colores de ambas

En otros casos, no interesa tocar nada y dejarla tal cual. Sucede cuando alguna pieza importante pierde la aguja (algo no tan raro). Poner una que no pertenece considero que es casi peor que dejarla tal cual. Lo mismo sucede con el gancho. Veamos algunos ejemplos de medallas a las cuales he considerado que están mejor así





En este caso, esta medalla de la Kriegsmarine (Placa de flota de alta mar) no tiene ni la aguja, ni el cierre. Ponerle una que no corresponda casi condenarla a que muchos piensen que es una fake. Por tanto, mejor dejarla tal cual


En otros casos, como en este de la placa de minadores, le falta el gancho. No he querido ponerle nada porque "taparía" una de las características de este fabricante, lo que garantiza su originalidad. Además, como no voy a prenderla en ningún sitio, no aporta nada a la medalla, así que la he dejado sin el gancho. Ojo, tal vez alguno piense que con el gancho ganaría, y lo respesto, pero yo he considerado que así está mejor. Me puedo equivocar.









Bodenfund, relics o piezas de excavación

Me gustaría hablar esta vez de un tema que, entre los coleccionista, hay debate sobre si vale la pena adquirir piezas de excavación (o las encontraréis por relics items o bodenfund, dependiendo si buscais en inglés o alemán).

Como sabéis, en España está prohibido buscar piezas con detectores de metales, pero en otros países donde han habido conflictos, en especial en Rusia, se trata de una forma habitual de ganarse unos eurillos, y hay muchos videos donde se muestra cómo lo hacen y la cantidad y calidad de las piezas que logran recuperar. Os pongo uno de ejemplo, aunque si buscáis por WW2 y relics en Youtube y os sorprenderéis la cantidad de materiales que recuperan

https://www.youtube.com/watch?v=dIl5j0rIGjk

Ahora bien, ¿es ético buscar este tipo de piezas? En muchos casos, en esos mismos sitios están sus poseedores y lo correcto es dejarlos descansar en paz, a no ser que se reclame por los familiares y se entierre dignamente, que mucho me temo que excepto en contadas excepciones (como algunas organizaciones que se dedican a esto), esto no sucede. 

Por otra parte, aunque el barro ruso y el frio pueda, en ocasiones, mantener las piezas algunas veces en un estado digno, muchos coleccionistas prefieren piezas en estado impecable, aunque nunca se haya sacado de la caja (y en algunos casos ni siquiera se haya entregado) y estas piezas no les suele gustar nada.

En mi caso, debido a que mi poder adquisitivo no es muy alto pero sí que me gusta tener algunas de estas piezas histórica, estoy a favor de adquirir estas, ahora bien, no sé si el poseedor estaba o no al lado, y ojos que no ven, corazón que no siente, pero si lo supiera, no las compraría. Quiero pensar que se perdieron, que sobrevivió o que se le cayó a alguien. Sé que es ser un poco hipócrita, pero personalmente prefiero pensar eso y que para las piezas que he comprado no se ha tocado ninguna tumba.

Otra de las cosas que también es tabú para muchos coleccionistas es la de manipular las piezas (limpiarlas, pegarlas, añadirle anillas perdidas, etc.). Lo de ponerle una cinta de reposición de momento aún no he visto que se critique demasiado, pero para el resto de las cosas que he comentado, para algunos es causa de excomunión. Vuelvo a pensar egoistamente y no poseo los medios para adquirir algunas piezas, para mí preciosas, pero que por desgracia tienen defectos y por tanto, intento que vuelva a tener la belleza de antaño, asumiendo que puedan perder valor de mercado. Un ejemplo es esta medalla conmmorativa de las olimpiadas celebradas en Berlín, en 1936


Tal y como podemos observar en la imagen siguiente, se ha roto la anilla pero la medalla, visualmente, está perfecta


Nada más que por esto, aunque la medalla esté impecable, ya se puede conseguir por aproximadamente la mitad (el precio de venta es de unos 150 a 180 € con la cinta original), pero en este estado, se puede conseguir por 75 a 100€. ¿Vale la pena? Pues si vas sobrado, sinceramente no, pero si tienes un presupuesto ajustado, cualquier rebaja es bien recibida.

En este caso, tenía dos opciones: o la dejaba tal cual o buscaba una anilla similar a la original e intentaba pegarla de tal forma que no se notara mucho, y así podría buscar una cinta y simular que se trata de una medalla original. El resultado final es este:






Como se puede ver, el resultado es relativamente bueno y no se nota en exceso la soldadura. También es verdad que muchas piezas originales fueron soldadas en el período por tanto, tampoco considero un sacrilegio el hacerlo a posteriori, aunque entiendo que haya gente que no esté de acuerdo. Para mí, con la cinta gana mucho más, y como es mía ...

Otro ejemplo sería en esta medalla de 8 años al servicio de la policía. Al igual que la medalla de las olimpiadas, también le faltaba la anilla, pero además, tenía daños en la medalla claros de desgaste


Al igual que en el caso anterior, lo primero fue documentarme de la orientación de la anilla y del tamaño. No es fácil pero conseguí una bastante similar, y el resultado es este.¿Qué opináis?


Aquí podemos ver el desgaste de la parte posterior, ya con la anilla puesta


He intentado que la soldadura sea lo más discreta posible, y considero que el resultado no es tan malo, no?



Por último, en este caso, la reparación creo que era obligatoria. Se trata de la medalla por los servicios prestados en la policía. La medalla estaba rota en varios trozos, pero estaban todas las piezas. Material para tirarlo directamente pero le intenté dar una segunda oportunidad, aunque ya sabía que iba a quedar un poco "Frankestein".  (Lo siento, no tengo fotos del antes)






Creo que ha quedado digna y le hemos vuelto a dar la vida que se merecen este tipo de medallas. Para algunos, un crimen, para mí, una segunda oportunidad

martes, 13 de agosto de 2019

Reisepass para ciudadanos judíos

Pasaportes judíos en el III Reich

El 5 de octubre de 1938, sobre la base de la ley de pasaportes del 11 de mayo de 1937, se decreta una serie de modificaciones que afectan al pasaporte de los ciudadanos judíos

Básicamente, lo que viene a decir este decreto es que todos los pasaportes de ciudadanos de judíos alemanes pierden su validez.

Además, estos ciudadanos judíos deben de presentar su pasaporte a la autoridad de pasaporte en el territorio donde estén domiciliados dentro de las dos semanas de entrada en vigor de este decreto.

Los pasaportes judíos únicamente serán validos si tienen una serie de características, en las cuales se identifique al portador del documento de una manera clara su condición de judío.

Para ello, se debe de incluir una J en su portada y en su primera página, así como incluir Sara o Israel en su nombre.

El no cumplimiento de forma deliberada o negligente de este decreto acarrearía pena de encarcelamiento y hasta una multa de 150 RM

Veamos algunos ejemplos

Este sería un ejemplo típico de Reisepass judío. Al igual que llevaba el sello en su portada, también lo incluía en su página interior

Como se puede observar, se ha debido de incluir en el nombre "Israel" para identificar al ciudadano judío. es habitual, tanto en los Kennkarte como en el Reisepass que en la J se incluya la fecha en la que se pone el sello


Otra de las características que pueden tener los documentos, tal y como comentamos cuando hablamos del Reisepass, es que los ciudadanos judíos tenían muy limitada la circulación, no permitiendo salir del Reich. Ahora bien, antes de la guerra, todavía se permitía la salida, con el pago de una fuerte suma, no poder sacar más que una mínima cantidad de dinero y la expropiación de sus propiedades en el Reich

Seguimos con las diferencias. Tal y como comentamos en el Reisepass, generalmente no hacía falta renovar los pasaportes ya que al haber salido 4 modelos, en lugar de renovación se sustituía el mismo. Ahora bien, en el caso de los ciudadanos judíos, la renovación era cada 6 meses, por lo que sí que se rellenaba a menudo ese apartado (si tenían suerte y sobrevivían, como es el caso siguiente)

En este caso, podemos observar que la ciudadana a la cual pertenecía este Reisepass debía de pertenecer a un matrimonio mixto, ya que no es normal que se le fuera renovando un pasaporte a una ciudadana alemana judía ya en fechas tan tardías como 1944, y más en Berlín, donde Goebbels alardeaba de que era un territorio ya libre de judíos (Judenfrei) ya el 19 de mayo de 1943

En la siguiente página se incluyen la fecha de nacimiento de los cuatro hijos de la poseedora del Reisepass, y lo mismo, lo curioso que en 1944 se le siguiera permitiendo la renovación. He buscado en el archivo del holocausto y esta persona sobrevivió a la guerra, lo que aún es más raro (repito que era ciudadana de Berlín y la tenían localizada porque le renovaban cada 6 meses)


Otro Reisepass de un ciudadano alemán judío es el de esta persona que consiguió salir de Alemania en 1939, pudiendo salir a Chile



Reisepass o Pasaporte

Deutsches Reich Reisepass (Pasaporte del Estado Alemán)

Como el resto de pasaportes de los demás estado, el Reisepass era el documento del que disponían los ciudadanos del Reich para viajar, en principio al extranjero, pero como después veremos, aunque esto era lo habitual no tenía por qué ser así.

Se trata de un documento de 16,5 x 11cm, de color verde oliva. Al igual que pasa en todos los pasaportes, en él se incluyen los datos personales, así como los visados sellados de entrada y salida a los diferentes paises visitados.


Se conocen cuatro variaciones de Reispass. Tal y como hemos visto en la entrada de los Arbeitsbuch, la diferencia suele estar en el diseño de la cubierta, aunque conforme avanzaba la guerra, también comenzaron a poner una serie de características con el fin de evitar la falsificación. Se trataba de un documento codiciado ya que permitía salir del Reich, cosa que es obvio que muchos alemanes deseaban, sobre todo en los últimos años del conflicto, disponer de uno. Veamos las pequeñas diferencias que podemos encontrar entre unos y otros:

En el primer Reispass aparece de nuevo el águila de la República de Weimar centrado entre las palabras DEUTSCHES REICH y REISEPASS en la cubierta.


El segundo Reispass (tipo II), únicamente sustituye el águila de Weimar por el águila del Reich, pero el interior es similar


La primera modificación de seguridad se realiza en el Reispass de tipo III. En él, se marca con punzones la numeración del pasaporte en la parte inferior. Además, vemos que el texto "Deutsches Reich" pasa a estar en la parte inferior, y el símbolo nazi en la parte superior


 Aquí se ha ampliado el grabado para verlo mejor

 
La última versión y bastante más escaso que los anteriores (Reispass de tipo IV) y surgió ya avanzada la guerra. A este Reispass (o pasaporte) le fueron añadiendo más sistemas de seguridad para evitar su falsificación. Entre ellas está el grabado del águila en la portada, así como la numeración en su parte inferior. Además, el texto se puede comprobar que está más centrado



En este caso, incluso vemos que el águila está un poco más arriba si cabe. Además se le ha incluido un sello grabado en el documento y se ha sustituido el punzado por una simple numeración



Vamos a ver un poco más detalladamente el contenido que incluían los Reisepass. En la primera página, se incluye el nombre y si tenía o no niños, así como un sello


Los datos personales irían en la siguiente página. Si fuera un matrimonio, irían las fotos del matrimonio. En este acso, al ser soltera, únicamente uno. En la parte derecha, una breve descripción de sus datos personales como el color de los ojos, del pelo, altura, ciudad y fecha de nacimiento, etc.


 En la siguiente, dos datos importantes, aunque no lo parezca. Tal y como hemos comentado, los pasaportes podían ser para el extranjero, o únicamente para poder circular por el Reich. En el documento siguiente, puede circular por el Reich pero también salir (In und Ausland)



Pero podemos encontrar casos en los que se excluye la libre circulación, por ejemplo, en el primero vemos que un ciudadano de Königgrätz (actual Hradec Králové, en la República Checa) sólo puede circular por el Reich y el Protectado de Bohemia y Moravia


Mientras este otro, todavía tenía más limitado su movimiento, y únicamente podía circular libremente por el Reich, pero no tenía permitido salir fuera (Inland)

El otro dato importante a tener en cuenta es la fecha de validez del documento, que viene inmediatamente abajo. Por último, el sello del emisor del pasaporte

En la siguiente página, son las renovaciones (Verlängerungen). Este campo veremos que casi siempre está vacío, ya que al renovarse cada 5 años, y con la variedad de Reisepass que hubo, directamente se cambiaba el documento y no se firmaba. Esto únicamente se rellenaba en caso de ciudadanos judíos, en los que las renovaciones debían de ser mucho más a menudo que los ciudadanos del Reich (cada 5 años). En el apartado de Reisepass judíos lo comentaremos



Y en las siguientes, irían los sellos de entrada y salida y la duración del mismo. 


lunes, 12 de agosto de 2019

Kenkarte Eslovaco (franja verde)

Como hemos visto, en la zona polaca anexionada al Reich se entregaron documentos de identidad parecidos a los del Reich pero con una franja, indicando de esta forma que eran ciudadanos de etnia alemana (ojo, eso podría dar la ciudadanía alemana, pero no se garantizaba)

En la zona de la antigua Checoslovaquia, la zona de los Sudetes e incluso toda la República Checa adoptó el Kennkarte del Reich, pero en la zona eslovaca, hubo un documento para ellos. Se trataba de un Kennkarte, pero una franja verde lo recorría de arriba a abajo


Hasta aquí todo correcto. Pero es que dentro de Eslovaquia, había una zona de etnia alemana que tenía el Kennkarte con la franja roja, denominada Untersteiermark


Esta zona, como decimos, tenía el Kennkarte similar al polaco


En el campo de observaciones, podemos ver algo similar a lo que veíamos en los documentos polacos

que sería "Schutzangehöriger (Untersteiermark)" o Miembro protegido de Untersteiermark

Una característica de los documentos con franja roja de Untersteiermark es que es muy habitual que la foto esté arrancada. Según algunos documentos que he consultado, tras la guerra buscaron a estos ciudadanos para meterlos a la carcel por lo que se decidió quitar las fotos (es raro, pero lo he leído en varios sitios, y es la única razón que he encontrado, ya que esto no lo he visto en ningún otro documento de ningún país ocupado, en el que se han limitado a tachar la esvástica)

La verdad es que estos documentos son muy raros.

A diferencia de los documentos polacos, en muchos de los documentos eslovacos podemos encontrar la siguiente leyenda

"Deutsch auf Widerruf" o ciudadanía alemana revocada. También podemos ver en algunos el siguiente texto en su parte frontal


"Vorläufige Kennkarte" o Kennkarte temporal

Solo una peculiaridad más sobre este documento. Un vendedor me ofreció este documento que mostraré a continuación como una falsificación, ya que él sabía que este documento era de la zona alemana de Eslovaquia y sin embargo, este documento está realizado en Luxemburgo.




Como se puede leer en el sello, es de Esch-Alzig (actual Esch-sur-Alzette), situado al sur de Luxemburgo





Es cierto que entre los aliados, la cantidad de documentos alemanes tan diferentes era un dolor de cabeza y se dice que si a los soldados checos que mataron a Heydrich le hubieran pedido la documentación los hubieran detenido inmediatamente, porque eran una burda copia de la documentación de la zona, pero es raro este error, por lo que la razón debe de ser otra. No he visto ni un solo documento más similar a este, por lo que es una rara excepción